06 octubre 2012

Cuentos de la muerte. Mockba, de Diego Muzzio


 
Lo mejor que tiene este libro de Diego Muzzio es la variedad de condimentos: hay melancolía, estupor, algo de miedo, tristeza, humor negro, amor, locura y muerte. En este plato que invariablemente se tiene que comer frío, la muerte recorre todos los cuentos. La muerte y muchas veces el cementerio.
No hay filosofías baratas ni tediosas profundidades. Acá la muerte tiene nombre y apellido, son historias de gentes que se cruzan con la muerte. Como todos, tarde o temprano, nos vamos a cruzar con ella; a lo largo de los 12 cuentos vemos cómo reaccionan los que se mueren, los que se van a morir, los que tuvieron un muerto en el placard, los que van a profanar, los que la sufrieron, los que se burlan de ella, los que la esperan, los que creen que van a vivir 500 años, y más. Hay de todo, y eso es lo bueno: los distintos tonos que usa en cada uno de los cuentos.

Así y todo, no se habla mucho de la muerte. Y creo que ese es el logro: casi no hablan de ella, pero la muerte está siempre presente y estamos esperando a ver cómo se desarrollan las cosas. Para ello, los personajes de los cuentos van delineándose a medida que pasan las páginas; y así es que todo puede llegar a pasar. Hay mucho lugar para la sorpresa, fundamental a la hora de leer buenos cuentos. La escritura es llana y sencilla, hay pocas frases elaboradas. Eso Muzzio lo deja para su poesía, que también es buena. De hecho es mucho más prolífica su carrera de poeta.

Ultimo comentario: los cementerios son ámbitos extraños y están más presentes en nuestra memoria de lo que me imaginaba. Volví a sentir que estaba en algunos de ellos mientras leía estos cuentos. Especialmente en uno: el cementerio de Olivos. Regresé a mi niñez y anduve de acá para allá. Como el niño del cuento que trabaja en la florería y tiene que ir trotando de una puerta a la otra. Así andaba yo, ajeno a todo. Como si nunca me fuera a tocar a mí. Tan niño era...
Me impactó mi propio recuerdo.

Diego Muzzio nació en Buenos Aires y vive en Paris hace años. Aparte de estos cuentos, publicó poesía y libros para niños. También ganó varios premios aquí y afuera. Un tipo completo y al que hay que seguir. Muy recomendable.

Mockba
Diego Muzzio (1969)
Entropía

1 comentario:

  1. El cementerio de Olivos es espectral. La luz del otoño se proyecta de otra manera, como en los cuentos de Muzzio.
    Saludos!

    ResponderEliminar